Cáritas Diocesana Morón - García Silva 823, Morón - Tel/fax: 4483-3154 email: moron@caritas.org.ar

 

Los agentes pastorales de Cáritas ofrecieron el nuevo año de servicio y acercaron toda su vida para que Dios disponga el Espíritu, en la Eucaristía que presidió Mons. Olivera, acompañado por el Vicepresidente de Cáritas Diocesana, Pbro. Gustavo De la Torre, el 7 de marzo de 2008, en la Iglesia Catedral. Allí, dieron gracias al Señor por darles la posibilidad de poder amarlo en los hermanos más necesitados.

Estamos llamados a encontrarnos con nuestro prójimo, y también a hacer el bien, como lo hizo Jesús

Mons. Luis Guillermo, que viajó a la Arquidiócesis de Paraná a un encuentro de Catequesis, le pidió a su Vicario General, que presidiera la celebración. En su mensaje a los voluntarios, Mons. Olivera destacó que en la Eucaristía se tiene la posibilidad de hacer memoria y de dar gracias a Dios, porque en su Hijo manifestó su amor hasta el extremo de dar la vida.
“Qué importante comprender desde la Eucaristía, el amor social de la entrega al hermano. Voluntario de nuestras comunidades cristianas, es aquel que ha descubierto que el servicio, la entrega y la ofrenda de su tiempo, tiene como referente y modelo al mismo Jesús.

Quines se acercan a nuestras comunidades
son presencia particular de Jesús

“Cómo nos deben conmover aquellas palabras de Cristo: 'Tuve hambre y me diste de comer; tuve sed y me diste de beber, estuve desnudo y me vestiste, estuve preso y me visitaste'. Sin duda que Jesús se identifica plenamente con el que sufre, con el necesitado, con el pobre; lo hace de tal manera que está presente en ellos”, dijo el Vicario, llamando a agudizar los sentidos para recibir en nuestras comunidades al hermano que sufre, como presencia real de Jesús.
Ser conciente de esta realidad, de este misterio, nos cambiará el corazón, porque aquel hermano que golpea las puertas de nuestras comunidades, es presencia real de Jesús.

Además de esta presencia de Jesús, surge que el compromiso cristiano de tener la mirada de Jesús. “Él pasaba haciendo el bien. Nosotros estamos llamados a encontrarnos con nuestro prójimo y también a hacer el bien. A tener un corazón como el de Jesús, que mira con compasión, que ama, que escucha. Todo se debe traducir en una mirada atenta al hermano que se acerca”, remarcó.

Ser un signo distinto de nuestra sociedad

El discípulo de Jesús tendrá la misma suerte que se describe en el Libro de la Sabiduría, dado que las actitudes transparentes, auténticas, verdaderas, la vida según el Evangelio y la justicia, molestan en el mundo de hoy. A quienes las ponen en práctica, hay que matarlos, quitarlos del medio. “Cuántas veces experimentamos en nuestros ambientes que vivir las exigencias del Evangelio, molesta. Cuántas veces el mundo intenta que nos contagiemos de sus criterios y valores”, subrayó Mons. Olivera, exhortando a que este sea el compromiso: “En el ambiente que estemos, vivir los valores del Evangelio, haciendo presente a Jesús, con el testimonio de nuestras vidas”.

Al hacer uso de la palabra, el P. Gustavo De la Torre remarcó dos detalles de las imágenes de la Virgen del Buen Viaje: La del altar mayor, que con sus manos está bendiciendo, y la de la ermita, que con sus manos está enviando.
“Tengo preferencia por la de la ermita ~subrayó el Delegado de Cáritas~ que nos dice ‘andá’, invitándonos a ir a servir a los más pobres con amor. Oró para que María sostenga y bendiga los esfuerzos que llevan a cabo en este sentido, los agentes de Cáritas.☺

 


Volver al inicio

Página principal

Menú principal de Seguimos Caminando