Parroquia Sagrada Familia de Haedo - Tel.: 4659-1177

CON AMIGOS EN SITUACIÓN DE CALLE

Desde hace aproximadamente dos años, a través de voluntarios de la Cáritas Parroquial, venimos ocupándonos de la problemática de las personas que viven en “situación de calle”. Así se identifica a la cada vez mayor cantidad de personas que no tienen un lugar fijo para dormir, y normalmente, deambulan durante el día, hasta que cuando llega la noche, tratan de encontrar un sitio para dormir, que los repare de las inclemencias del tiempo.

Comenzamos ofreciendo una atención diferenciada con los grupos que se presentan en los días que atiende Cáritas, con el propósito de brindarles un espacio propio, en donde intentamos escucharlos, y recibirlos de una manera más cálida y dedicada. Fuimos construyendo con muchos de ellos una relación franca, sustentada por diálogos abiertos y sinceros, en donde pudimos conocerlos, sobre todo cuando nos cuentan la dureza de la vida que transitan, los peligros a los que permanentemente se exponen, las razones y las causas que originaron la situación que viven.

Desde los primeros encuentros, los sábados a la mañana, desayuno mediante, también nosotros intentamos ser sinceros, para no generar falsas expectativas y para resaltar el lugar en donde estamos. Por eso, con mucho cariño y respeto, les fuimos expresando y actuando de acuerdo a lo que creemos: “…no tenemos ni plata, ni oro (trabajo, vivienda, salud), pero te damos lo que tenemos: la fe en Jesucristo…, en su nombre, te ofrecemos la mano para que te levantes y camines…”.

En nuestros registros, en estos dos años, aparecen los nombres de casi setenta hermanos, en su inmensa mayoría hombres, también algunas mujeres y menores. Sabemos por ellos mismos, que algunos pudieron resolver su situación de calle; otros, continúan; y en otros, lamentablemente las adicciones pudieron más.

En la medida en que los recursos con que contamos lo permiten, tratamos de proveerles ropa, elementos para abrigo, y en algunas ocasiones, para la higiene personal. También alentarlos para la búsqueda de soluciones que tienen que ver con sus orígenes: familia, lugar en donde vivían, ocupación que tenían.

Queremos agradecer a todos los hermanos de la Comunidad que participan en esta tarea, también a los que nos alientan, a los comercios de la zona, que donan pan y facturas para que podamos ofrecerles el desayuno todos los sábados. También invitarlos a todos los que quieran participar en este proyecto, acercándose por la Parroquia, con su tiempo o con ideas que nos permitan anunciar más categóricamente, y hacer realidad el amor de Dios Padre por los preferidos del Señor.

Diác. Héctor

Nuestra Diócesis

80 años de vida del Obispo Emérito de Morón, Monseñor Justo Oscar Laguna

El 25 de septiembre, en la Catedral Basílica Inmaculada Concepción del Buen Viaje, la Diócesis de Morón celebró la eucarística en acción de gracias por el don de la vida de su Obispo Emérito, Mons. Justo Oscar Laguna

De sus 80 años de vida, Mons. Laguna entregó 25 a la Diócesis de Morón. Quienes se enriquecieron espiritual y humanamente de su acción pastoral a través de estos años, tuvieron la oportunidad de acompañarlo y manifestarle su gratitud. La celebración contó con la presencia de Mons. Eichhorn, actual Obispo de Morón; Mons. Bargalló, Obispo de Merlo-Moreno; Mons. Olivera, Obispo de Cruz del Eje; y autoridades municipales.

Mons. Olivera, en la homilía destacó que es muy importante detenerse en actitud de gratitud al Señor, porque la vida es un don de Dios y es un regalo de Dios, como lo es la vida de Monseñor Laguna. Él ha sido un hombre feliz porque ha creído, y ese creer lo hizo seguir a Jesús más de cerca, comprometiéndose con la historia de su tiempo.

No se podrá decir que Monseñor Laguna pasará o pasó desapercibido por nuestra historia, por nuestra patria, por nuestros acontecimientos. En situaciones complicadas estuvo la palabra, la acción, la vida de Monseñor ofrecida siempre a la Iglesia”, expresó el antiguo Vicario General de Morón.

La riqueza del Cuerpo Místico

Al Comienzo del Nuevo Milenio, Juan Pablo II habló del espíritu de comunión subrayando que “es una mirada del corazón hacia el misterio de la trinidad que habita en nosotros y cuya luz debe ser reconocida en los hermanos. Significa, además, la capacidad de sentir al hermano de cerca en la unidad profunda del Cuerpo Místico, y por lo tanto, uno que nos pertenece para saber compartir sus alegrías y sus sufrimientos, para intuir sus deseos y atender sus necesidades, para ofrecerle una verdadera y profunda amistad. Espiritualidad de la comunión, es también la capacidad de ver ante todo, lo que hay de positivo en el otro para acogerlo y valorarlo como regalo de Dios, un don para mí, además de ser un don para el hermano que lo ha recibido directamente”.

“Qué bueno que en la eucaristía de hoy hagamos realidad este deseo profundo del Papa de vivir la espiritualidad de la comunión, de unirnos a la vida de Mons. Laguna y reconocer lo que hay de positivo en su vida y agradecerlo, como remarca el Santo Padre, como algo que nos pertenece”.

LA VIRGEN NOS INVITA A COMPARTIR EL AMOR DE JESÚS

Peregrinación Interparroquial al Santuario de Nuestra Señora de Itatí

¡Qué hermoso que la comunidad Madre de Dios tenga dos pastores que acompañen, para que den fruto abundante! expresaba nuestro Padre Obispo en noviembre pasado, cuando puso en ese ejercicio a los presbíteros Carlos Ladriel y Juan Bravo. Ambos continúan su ministerio como párrocos de Cristo Obrero y San Martín de Porres, respectivamente. Así, la Virgen María unió a las tres comunidades, para peregrinar al Santuario de Nuestra Señora de Itatí. Ciento sesenta peregrinos compartieron la alegría de este gran acontecimiento.

La peregrinación interparroquial surgió, según cuenta el P. Carlos, porque estaba pendiente para Cristo Obrero. “Este año, al estar juntos con el P. Juan como párrocos solidarios de Madre de Dios, le pregunté qué le parecía extender esta invitación también a San Martín de Porres”. “Así es, comienza con el encuentro de las comunidades. Invitándonos. Es la misma Virgen que nos invita a compartir el Amor de Jesús”, afirma el P. Juan.

Se organizaron y el sueño se hizo realidad, llegaron a tierras correntinas para el Día de la Fiesta de la Asunción. “Nos llevamos mucho de Itatí. Fueron días de mucha riqueza para las comunidades. Un compartir muy interesante entre los agentes de Pastoral, de achicar distancias. También la experiencia de Fe. La Virgen nos hace crecer, nos espera, nos escucha, nos invita a hacer lo que Jesús nos diga, nos da mucha seguridad y contención. Y la experiencia de las tres comunidades, el poder rezar juntos, encontrarnos, de no vivir en la competencia y en el exitismo de este mundo. Esto tenemos que aprenderlo, tenemos que empezar a mejorarlo. Las tres comunidades junto con “Nuestra Señora del Camino”, tenemos un mismo origen. Se viven tiempos diferentes en la Iglesia en los que tenemos que volver a esas raíces: Repensar la pastoral, repensar pasos juntos, ayudar a otras comunidades con la experiencia, no limitarnos a dar solo en la comunidad, sino que tenemos la gran comunidad Diocesana. Nos hace corresponsales del anuncio, de la Buena Noticia y en esto la Virgen nos ha fortalecido mucho”, compartió el P. Juan.

EL PEQUEÑO COTTOLENGO DON ORIONE

Generalmente, cuando uno sale con grupos, tiene miedo de que derive en algo turístico. Sin embargo, cuando se llega aquí se ve el clima espiritual que hay y todo se transforma en momentos de Fe. Momentos que se han vivido con la presencia de la Virgen, como la visita de las comunidades a los niños del Cottolengo.

Allí, la Imagen de Nuestra Señora de Itatí sobre la cúpula del Santuario, puede ser vista desde el patio interior. La Madre protege y bendice tan hermosa obra. Treinta y siete son los residentes que forman parte de la comunidad, hermanos con distintas discapacidades, en su mayor parte se trata de personas abandonadas o provenientes de familias con escasos recursos económicos.

“La visita nos ha dejado el corazón desbordado de amor. Fue muy fuerte lo vivido con los niños. Todo lo compartido, desde el darles la leche hasta sentarnos juntos al sol, charlar y tomar mate, a pasearlos con sus sillas de ruedas por los jardines, a cantar y bailar. Momentos que uno no va a olvidar”, expresó una peregrina de la comunidad de San Martín de Porres.

Traspasar las puertas, siempre abiertas, del Cottolengo, es tener la certeza de que tu corazón no va a salir igual que entró. (Pequeño Cottolengo Don Orione: Obispo Niella s/n 34l4-Corrientes 03783-493304/493126. Mail:cottolengoitati@yahoo.com.ar Web: www.cottolengoitati.org.ar

Prevención y tratamiento de la drogodependencia

Programa “por decir”, XX Ceremonia de Graduación

El 18 de septiembre de 2009 fue un día muy especial para quienes llevan adelante el programa de prevención y tratamiento de la drogodependencia “por decir”, porque celebraron junto a distintas personalidades y autoridades, gente de prensa, amigos, vecinos y asociaciones civiles de beneficencia, la Vigésima Graduación.

Estos jóvenes, que ingresan en su mayoría con causas penales, otros con serias dificultades para expresarse, egresan del Programa habiendo superado la adicción, con estudios secundarios y títulos empresariales en computación e industria textil, que los habilitan para iniciar su propio emprendimiento o para trabajar en una empresa.

“El taller textil es un proyecto que comenzó hace un año y se suma al taller de computación”, comenta con orgullo, el Presidente Honorario y fundador del Programa, R.P. Félix Martín. “Los estudiantes elaboran prendas para ser donadas a instituciones sin fines de lucro. Lo que queremos, una vez que termine este proyecto, es que el trabajo vaya en beneficio de los estudiantes que están más avanzados, que puedan trabajar en producción, para que dispongan de dinero en sus cuentas de ahorro, pensando en el momento que egresen”, señala el Sacerdote, aclarando que dos de las máquinas textiles de última generación, son producto de un convenio con el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Todavía podemos y creemos

“Los logros de la Institución y esta graduación significan que todavía podemos y creemos. Se habla de las familias en crisis, de sociedad en crisis. Crisis viene de 'cambios', que pueden ser favorables o desfavorables. Esto significa que en un momento de nuestras vidas todo el mundo va entrar en crisis, en cambios que a veces pueden ser muy buenos y positivos, y a veces no tanto. Lo cierto es que siempre ante una situación de crisis, tenemos que seguir trabajando con la razón, con la pasión, con el corazón, para sacar algo bueno de ella”, enfatizó el Director General del Programa, Lic. Claudio Cabrera, valorando la decisión de los jóvenes de ingresar al Establecimiento. “Qué mejor que estar en este lugar que atesora tantos talentos y potencialidades, qué mejor que dejar de deambular por las calles, destruyéndose a sí mismos, a sus familias, y trasladando esa destrucción a la sociedad, que poder estar en este lugar donde son cuidados y pueden empezar a cambiar el resto de sus vidas. Aquí decimos que elegimos un poquito de tiempo de la vida, para cambiar el resto de la vida”.

Del mismo modo, apreció el apoyo a los jóvenes y la cercanía de los presentes. “Es muy importante que empecemos a construir redes entre nosotros, entre los organismos del barrio, entre las fundaciones, asociaciones, organismos del estado. Se habla mucho de anomia social y de falta de representatividad del estado y de tutela. El estado, de alguna manera, sigue abandonando a su gente. Y ante este abandono, tenemos nosotros que tomar las riendas construyendo redes. Por eso hoy abrimos nuestra casa y también nuestros corazones, porque creemos en el proyecto de vida que todo el mundo debe tener” , expresó.

Fundación Por decir:

Teléfono: 4621-9011; 4621-0780

pordecir@infovia.com.ar

http://www.pordecir.org.ar

 

Septiembre ~ Octubre de 2009