Junta Regional de Educación Católica

10 AL 13 DE FEBRERO 2OO9

Taller sobre adicciones y sexualidad integral

“Promoción de la salud para niños en edad escolar”

Por Nelly Furci

El P. José Antonio Demaría, Delegado para la Educación Católica, presentó durante la Semana de Pastoral Docente, al Dr. Aldo Tamai y a la Lic. Claudia Bentancur, quienes presentaron el programa sobre el tema de Adicciones y Sexualidad Integrada “para que podamos comprender cómo acompañar el crecimiento de nuestros alumnos desde pequeños. Nos damos cuenta de que a los 14 años no podemos comenzar con estos temas, ya es tarde. Tenemos que trabajar hábitos y realidades en toda su etapa de formación”.

ADICCIONES
El Dr. Aldo Tamai presentó diversos artículos de diarios. Uno del diario Clarín de noviembre del 2007, decía: “Aparece una polémica en Inglaterra. Los peligros del alcohól en el jardín. Y que el Gobierno Británico pondrá en marcha un plan para evitar a los chicos de cinco años en adelante acerca de los peligros del consumo de alcohól”. Otro artículo del 2007, hablaba de un estudio realizado en Massachussets donde descubrieron que fumar un solo cigarrillo en el cerebro de un alumno de 6to grado, ya a las 2 horas, le genera sensación de querer volver a fumar. “Es variable la resistencia que tienen los diferentes cerebros, pero ellos descubrieron que no es la cantidad que fuma, lo que le produce la adicción”. También nos leyó un artículo de febrero de 2008: “Consume alcohól, el 53% de los jóvenes”. Y otro, que decía que “bajó de 15 a 13 años la edad en que los chicos empiezan a fumar”. “Entonces, ¿Por qué comenzar en primaria? Porque en la secundaria ya está terminado el tema”. Recordó cómo él experimentaba hace poco preguntando a los chicos de primer grado: “lo que importa… ¿es?”, esperando que contesten cualquier cosa, respondían unánimes: “la cerveza”, como decía la publicidad. “Si en primer grado ya tienen la idea que lo que importa es la cerveza, cuando tengan 13 o 14, ya no escuchan más a nadie… si no logramos entrar ya, en ese momento, en cualquier área, no sólo en el tema de las adicciones, sexualidad o inclusive, en conducta vial, …si no empezamos desde chiquitos a educarlos en este tipo de conductas, nuestros esfuerzos de prevención no darán los frutos esperados y vamos a enfrentar este tipo de problemas”, subrayó el Dr. Tamai.

Por su parte, la Licenciada Claudia Bentancur sostuvo que a lo largo de muchos años de tratar distintas disquisiciones. “fuimos observando que los chicos están solos”. Explicó que en la realidad que hoy viven los chicos, enfrentan muchas cosas ellos solos. Por eso, llegaron a preguntarse con el Dr. Tamai “Cómo se podría organizar desde la más temprana infancia, desde el jardín, algún tipo de intervención sostenida en el tiempo; desde el jardín hasta la finalización de la escuela primaria, con la que se pueda hacer que este chico solo, tenga elementos para poder tomar, a veces, en esta soledad, decisiones que sean lo más acertadas para él”. Con algunos ejemplos presentó la realidad de un chico solo frente a necesidades, que justamente no puede discernir si son tales, o producto de la publicidad o de distintos intereses. Ante esta realidad nos decía: “Intentamos hacer intervenciones pedagógicas, secuenciadas para que los chicos puedan ir adquiriendo elementos, no porque 'esto no se hace porque está prohibido', sino que esto, 'no se hace o no me conviene porque es malo para mí'”. Considerando que la salud es algo integral: Psico-bio-social, es bueno hacer algo para que se sostenga un estado de bienestar; es necesario que ayudemos al niño, al joven, a que se conozca, para que se valore y defienda la vida, desde la forma de alimentarse y de cuidarse en el hogar y en la calle de accidentes, hasta conocer cuando se le presente una adicción. Propiciar, no sólo el contenido, sino generar experiencias de compartir, porque en el compartir el alumno aprende a amar. Amar a los otros y amarse a sí mismo. Ayudar a los otros, y ayudarse a sí mismo.
La Licenciada remarcó que “lo que buscamos como educadores es un ciudadano libre, reflexivo, que pueda saber qué es bueno para él, qué es bueno para la sociedad, y en función de esto, pueda hacer aportes para modificar la sociedad en la que vive y para el futuro”.

SEXUALIDAD
La Lic. Bentancur nos explicaba en la introducción la importancia de la postura adulta frente al alumno. El adulto, ya sea el padre, el educador, el catequista, tiene mucho para transmitirle, pero no como par. Los roles son asimétricos y cuando no se da, perjudicamos el diálogo y la comunicación con nuestros alumnos.

Para la comunicación es fundamental la figura del docente. Que el chico sienta que ese adulto lo escucha, lo contiene y no lo prejuzga. El docente es una llave importante para la educación en valores, desde una postura adulta, comprometida y responsable.

De una forma simple y didáctica, el Dr. Tamai, fue explicando el programa que tienen desarrollado en el libro “¿Cómo educar a nuestros niños en la salud espiritual, psicológica y física en un mundo con sus valores en crisis? Así como también motivó a revalorizar el sentido de las palabras. Por ejemplo, que el alumno entienda que “la sexualidad implica entrar en comunión con otra persona, conocerla, quererla, amarla, establecer una alianza y unirse. No hacer cualquier otra cosa”.

CASTIDAD
EL DON DE LA LIBERTAD


“Cuando un joven se expresa y dice: “Yo soy virgen”, en realidad, se siente normalmente muy desvalorizado, ridícularizado”, alertó el Pbro. Demaría, llamando a buscar la manera de poder expresarlo en los ámbitos cercanos, valorizando los dones que Dios nos da.“Lamentablemente, la sentencia de libertad sexual nos ha dado como fruto (aunque no es la única causa), el espacio lamentable de la droga, de la adicción y de la pornografía, lamentables sustitutos del amor.
¿Cómo humanamente trabajamos en nosotros y en los sujetos que acompañamos para que estén fortalecidos para vivir “el don de la libertad”?
Para nosotros, el llamado a la vida de la castidad tiene, sobre todo, una gran invitación a que podamos el día que uno se compromete, el día que uno se casa, vivir una plena entrega, conciente.- Me entrego concientemente en cuerpo y alma a la persona que me recibe, también en el marco de valorarme como un don, como alguien a quien recibo y tengo que respetar y con quien tengo que construir un camino de vida-.

Cuando hablamos de acompañar y ayudar, no queremos caer en viejos errores. La propuesta de la Iglesia nunca es sólo la contención…aguante. Eso no es lo que corresponde y menos es el hecho de decir que el joven no sabe qué hacer con su libertad, entonces -yo tomo tu libertad y la ejerzo por vos- De este modo, pongo límites de tal manera que en verdad no le ayudo al otro a ejercer su libertad, sino que le estoy manejando la vida.
La propuesta de la Iglesia viene de la actitud de una vida plena espiritual y decirse: “Yo puedo ser verdaderamente libre. Puedo ser un hombre que soy dueño de mi espíritu y de mi cuerpo y desde ahí, soy dueño no para quedarme en mí, no para hacer una vida cómoda; sino para entregarme”. “Entregarme” es el primer llamado que todos tenemos a la vida del matrimonio, del amor, en este maravilloso don, o entregarnos, también, a la vida consagrada; o a través de lo que Dios va suscitando y despertando en cada uno de nosotros”
.

El P. José Antonio invitó a mirar a María, Reina de las vírgenes. Ella vivió la virginidad como un estado profundamente teológico, espiritual, disponiendo su corazón a la salvación. Libremente pudo decir “Yo soy la esclava del Señor”. “Esta es la dimensión más profunda de la virginidad, poder entregarse plenamente para que Dios obre”.

 

La droga en las villas,
despenalizada de hecho

(AICA) Los sacerdotes integrantes de la Comisión Arquidiocesana para la Pastoral en Villas de Emergencia presentaron un documento sobre las adicciones en el que advirtieron: “desde hace años, entre nosotros, la droga está despenalizada de hecho. Se la puede tener, llevar, consumir, sin ser prácticamente molestado”. El texto fue presentado durante una conferencia de prensa en la escuela de oficios por el Padre Daniel de la Sierra, muy próxima a la Villa 21.

Los sacerdotes defendieron a los habitantes de estos conglomerados urbanos y acusaron a la prensa amarilla de “generar confusión” al responsabilizar a la villa del problema de la droga y la delincuencia. “El problema no es la villa sino el narcotráfico. La mayoría de los que se enriquecen con el narcotráfico no viven en las villas, en estos barrios donde se corta la luz, donde una ambulancia tarda en entrar, donde es común ver cloacas rebalsadas. Otra cosa distinta es que el espacio de la villa como zona liberada- resulte funcional a esta situación”, aclararon.

También denunciaron e invitaron a “tomar conciencia de otro gran tráfico que hay en nuestra sociedad que es el tráfico de armas, y que visualizamos como fuera de control. Cuando vemos muertes causadas por menores adictos, también nos preguntamos ¿Quién es el que pone el arma en manos de los menores? De esta espiral de locura y violencia las primeras víctimas son los mismos vecinos de la villa”.

Testimoniaron además sus sentimientos al ver “cómo ese niño que fue al catecismo, que jugaba muy bien en el fútbol dominguero, hoy 'está perdido'. Causa un profundo dolor ver que esa niña que iba a la escuela hoy se prostituye para fumar paco”.

Consideran que “la despenalización de hecho generó inseguridad social y que la raíz de la inseguridad social hay que buscarla en la insolidaridad social”, por eso asumieron el compromiso de “acompañar a aquellos niños, adolescentes y jóvenes que en gran cantidad se encuentran en este infierno de la droga, y a la vez de exhortar a la conversión a los que pisotean la dignidad de los mismos de esta inescrupulosa manera”, propusieron hacer frente a esta “dramática situación” mediante un trabajo de prevención “sistemático y a largo plazo”.

“Cuando las estadísticas nos dicen que son demasiados niños, jóvenes y adultos que fuman pasta base, tengamos por seguro que llegamos tarde. La pregunta es ¿Queremos seguir llegando tarde? Son personas, seres humanos que mueren o quedan con una vida hipotecada. Por ellos hay que hacer algo ya, aunque sólo salvemos a uno”, concluyeron.

Marzo ~ Abril de 2009