Escuela de Evangelización San Andrés (EESA)

“La Iglesia no fracasa por el mensaje que anuncia, pero
humanamente puede fracasar por la manera de transmitirlo”(EESA)

Cómo nace la EESA y su arribo a Morón

El Proyecto pastoral San Andrés responde al llamado del Señor Jesús, “Vayan por todo el mundo y proclamen la Buena Noticia a toda la creación” Mc 16,15, y al llamado del Papa Juan Pablo II a una nueva evangelización: nueva en ardor, nueva en métodos y nueva en expresiones.

En 1980 nace la primera escuela Kerigmática de Evangelización en México, llamada entonces, “Escuela de Apóstoles” gracias a la visión y a la colaboración de un laico católico, José H. Prado Flores, y un pastor pentecostal, William Finke.
Hoy en día, estas Escuelas de Evangelización comparten: Una Visión, Una Metodología, una Logística y un Programa de Formación. No son estáticas y se adaptan a los tiempos y lugares donde se llevan a cabo.
Este Proyecto Pastoral une todas las Escuelas de Evangelización que llevan el nombre del Apóstol, buscando nuevos apóstoles que sirvan, amen y prediquen más y mejor al Señor Jesús. Y tiene un gran objetivo: Poder ser como los Apóstoles que “evangelizaban con gran poder, para así dar un fruto abundante que permanezca” (Jn 15, 8-16).

En el año 2008 contó con más de 2000 Escuelas de Evangelización en 60 países de los cinco continentes. La meta es formar una escuela de Evangelización en cada Parroquia de la Iglesia Católica para llegar a tener una Iglesia evangelizada y evangelizadora, mediante tres dimensiones íntimamente unidas y correlacionadas (KEKAKO): KErigma: El corazón y base de la evangelización de todos los tiempos, pues se presenta a Jesús mismo; KArisma: Signos de la fidelidad del Señor, que nos hace experimentar que Jesús está vivo; KOinonia: fruto de la evangelización y ambiente donde se vive el Reino de Dios.
Y por medio de un programa de formación: PePSI: permanente, progresivo, sistemático e intensivo.

En la Diócesis, Mons. Eichhorn nos dice que la Pastoral Orgánica debe ser una respuesta conciente y eficaz para atender las exigencias del mundo de hoy, con indicaciones programáticas concretas, objetivos y métodos de trabajo, de formación y valorización de los agentes, y búsqueda de los medios necesarios que permitan que el anuncio de Cristo llegue a todas las personas. Esta ha sido nuestra motivación para empezar.

En nuestra Parroquia San Martín de Porres, ante la preocupación del Padre Juan Bravo, por la formación y capacitación de los agentes pastorales, envió a un grupo de ellos a recibir el primer curso (nueva Vida) en marzo del 2007. En agosto, reproducimos ese curso para los jóvenes de la Parroquia, quedando así conformada la escuela para continuar nuevamente, en abril ya agosto del 2008, para todos los agentes de esa Parroquia. A pedido del Padre Silvio Rocha, el 22 y 23 de noviembre, predicamos por primera vez fuera de nuestra Parroquia en la comunidad de San José Obrero de W. Morris.

Proyecto para el 2009

El proyecto de este año es ser escuela permanente, eso significa tener cursos intensivos que se puedan dar en varias semanas. Haremos el segundo curso de la primera etapa (Emaús) que se realizará los días 25 y 26 de abril en el Seminario Diocesano, y seguiremos caminando y anunciando a Jesús Salvador y Señor, para poder cumplir su anhelo: “Padre, que sean uno para que el mundo crea” Jn,17-21.

Para cerrar, podemos decir: LA IGLESIA NO FRACASA POR EL MENSAJE QUE ANUNCIA, PERO HUMANAMENTE PUEDE FRACASAR POR LA MANERA DE TRANSMITIRLO.

E.E.S.A Porres Tesei



Delegación para la Animación Misionera

Envío misionero 2009:
En enero y febrero muchos de nuestras comunidades son enviados a otras tierras a predicar anunciando a Jesús.

Tuvo lugar el 21 de diciembre de 2008 de manos de Mons. Eichhorn, en las instalaciones de la Casa Diocesana de Espiritualidad, donde integrantes de distintos grupos misioneros de Morón tuvieron una jornada de encuentro y compartir festivo. Concelebraron con el Sr. Obispo, el P. Silvio Rocha, Delegado del Obispo para la Animación Misionera; y el P. David Isarra, Responsable de Infancia Misionera.

“Jesús resucitado vive en medio de nosotros, dándonos su Espíritu, su amor, su paz, su vida. Esta cercanía con Jesús es, como decía San Pablo, el misterio que anunciamos.
Esta experiencia de Iglesia, de comunión fraterna de discípulos con Jesús resucitado, es lo que da solidez a la tarea misionera”, remarcó Mons. Eichhorn, resaltando las palabras de los Apóstoles: “Este que ustedes mataron en una cruz ha resucitado y se ha aparecido, y nosotros somos testigos. Él está vivo y presente en medio nuestro”. “Una misión puede dar frutos, puede ser algo que haga crecer el Reino de Dios, en la medida en que cada misionero viva profundamente esta experiencia. Entonces hablaremos de lo que practicamos y daremos testimonio de ello; entonces no estaremos hablando cosas que nos dijeron, no seremos sólo propagadores de una idea”.



Testimonios Misioneros:

Misión con los Wichis

Alicia Melgarejo, coordinadora del grupo de Jóvenes en Acción de la Fundación Felices los Niños, comparte con nosotros la experiencia.

El 4 de diciembre de 2008 partimos hacia Ingeniero Juárez, Formosa. Salimos sin miedo y confiando en Dios que siempre nos da su mano.

Desde septiembre nos instruimos sobre los Wichis y buscamos la forma de comunicarnos. Logramos ponernos en contacto con el sacerdote del lugar, y una catequista nos contactó con el líder de la comunidad aborigen, Francisco Méndez. Al llegar, el Sr. Méndez nos estaba esperando y nos había preparado un itinerario de visita a 9 comunidades, pero llegamos a visitar seis. Se trabajó sin descanso. Ya al visitar la primera comunidad comprobamos que la necesidad era tan grande que algunos lloraron. Entonces nos comprometimos a colaborar y a poner un merendero. Regresamos a la noche muy cansados. El calor, 54 grados y una sequía terrible. Algunos aún viven de la caza y la pesca.☺

 

Misión a Pellegrini

En enero, 50 jóvenes de la Parroquia Cristo Rey de Haedo, del colegio Nuestra Señora del Buen Viaje de Morón, y de la Parroquia Sagrado Corazón de Hurlingham, se sumaron para realizar una misión en Pellegrini, un pueblo de la provincia de Buenos Aires ubicado en una zona privilegiada en el límite con La Pampa. Tiene 6000 habitantes y su Patrona es Nuestra Señora del Carmen. Repartidos en dos grupos pudieron visitar los pueblos vecinos: Bocayuva y De Bary, con un promedio de 100 habitantes cada uno.

“Tuvimos trabajo interno y de salida. Por la mañana rezábamos laudes y dedicábamos un momento a la adoración del Santísimo. Siempre permanecía alguien adorando por la misión y por el pueblo. A la tarde visitábamos las casas. En la oración de la noche se compartía cómo había sido el día y cómo se estaba viviendo la misión. Realizamos un retiro de jóvenes y se dio catequesis a niños y adultos. También tuvimos un retiro nuestro”, compartió el P. Juan Herrera, vicario parroquial de Cristo Rey, destacando momentos muy gratos, como el fogón y el final, en el que el pueblo organizó una despedida y se proyectó un video con fotos de la misión.
El P. Juan subrayó que para los jóvenes misioneros fue una oportunidad de conocerse y experimentar a Dios más fuerte: “La mitad de ellos iba por primera vez, pero fueron muy bien guiados por los más experimentados. Los recibían cordialmente y aunque se encontraron con situaciones muy difíciles, pudieron acompañarlas”.☺

Enero ~ Febrero de 2009