Parroquia Cristo Obrero

“Hagan que todos sean mis discípulos”( Mt 28,19)

Entrevista a catequistas de la Parroquia Cristo Obrero

Seguimos Caminando entrevistó a un grupo de catequistas de segundo año de la parroquia Cristo Obrero y sus Capillas, San Cayetano, Nuestra Señora de la Ermita y Nuestra Señora de los Desamparados. Ellos están encargados de preparar y acompañar a 123 niños, que este año recibirán su Primera Comunión. Nos comparten cómo llevan esta misión a la que se sienten llamados.

- ¿Qué les gustaría contarnos de su tarea catequística en su comunidad?
- Elena: “Este año comenzamos con una nueva metodología para preparar los encuentros. El año pasado nos juntábamos con nuestra coordinadora semanalmente en la Parroquia, ahora también, pero en pequeños grupos, en cada comunidad. Si bien todo es Barrio Mitre, las realidades son muy distintas en cada sector. Entonces, apuntamos a llegar más de cerca, vivenciando el encuentro de una manera especial para cada realidad. Fue muy positivo dar este paso, ya que estamos más insertados en cada comunidad”.

- Cristian: “En la medida de lo posible, hacemos que los niños participen en las distintas actividades pastorales. Es como seguir renovando sus corazones, abrirlos a algo nuevo; verlos moverse desenvueltos, ellos saben que “son parte” y tienen un lugar en la comunidad. Los sábados cobra vida el patio de la Parroquia: Los ves ir, venir, correr, jugar”.

- Emilce: “Creemos que es importante que desde la catequesis nos movamos con ellos, les hagamos palpar todo lo que ese Jesús amigo tiene para ellos”.

- Azucena: “En junio salimos a las calles y participaron en la colecta nacional de Cáritas, fue otra experiencia que los movilizó por dentro, ir casa por casa golpeando las manos, recogiendo bolsas y sobres que días antes habíamos dejado. Ver sus rostros, sus distintas reacciones ante la gente que responde generosamente y ante aquellas que desde lejos dicen: “No, no tengo tiempo de atenderlos”. Como catequistas es importante estar cerca de ellos y darles nuestra palabra en ese momento. Así sentís la certeza en el corazón de que no perdiste un encuentro al sacarlos a la calle, sino que ganaste en vivencias de solidaridad, de compartir, de perdonar y agradecer.”

- ¿Cómo llegaron a ser catequistas? ¿Realmente se sienten llamados para esta misión? Unánime fue el ¡SÍ! El llamado vino por distintos caminos, pero del mismo ALGUIEN que llama, Jesús. Sandra desde un retiro espiritual, Miguel no solo se sintió llamado, también se sintió esperado, pues su grupo venía con varios cambios de catequista, hasta que llegó él.
Rita nos decía: “Yo le dije sí al Señor con mucho miedo, creí que tenia que estar preparada teológicamente, saberlo todo. “No soy apta para eso”, me decía. Pero el Señor pudo más que mis miedos, comprendí que tenía que transmitir mi fe, mi amor a ese Dios que no me deja sola un instante. Y tengo la suerte de que mi Párroco me acompaña en esta labor con mucho respeto y cariño.”

- ¿Que le dirían a otros catequistas?
- Norma (coordinadora): “El año pasado, nuestro Obispo nos pidió a los catequistas “ponernos de pie” para comenzar a transitar el camino de iniciación cristiana, esto es lo que intentamos en nuestro grupo desde entonces. Sabemos que si nos quedamos sentados, quietos, es más cómodo, y es lo que sigue atando a no hacer cambios, y que todo siga igual. Así que tomaría las mismas palabras del Obispo y les diría: Catequistas pongámonos de pie para poder cumplir con la misión que el Señor nos ha pedido, a la que fuimos llamados, y que nunca nos falte la alegría, un catequista no puede ser una persona que transmite tristeza.”

- Alejandra: “A los que tengan la posibilidad de formarse, no dejen de hacerlo, es muy importante, pues a veces acarreamos enseñanzas erróneas y uno las sigue transmitiendo. Yo tuve la gracia de poder formarme y se lo debo al Padre Hugo Fernández que me ayudó. Estaré siempre agradecida por haberme enviado a estudiar.”

- Azucena: “ Mi consejo es que sigan evangelizando a los niños, uno siente un gozo inexplicable de llegar a ellos, formarlos en la fe, que lleguen a su Primera Comunión conociendo bien a Jesús, sigan sus enseñanzas y caminen seguros en la verdad”.☺

Septiembre ~ Octubre de 2008