Comunidad Educativa Monseñor Solari - Grupo Amigoniano

Ejemplo de Catequista


Paz y bien

Hola, familia de Seguimos Caminando: Es una alegría poder compartir con todos ustedes este pequeño espacio que nos ofrece el periódico de nuestra Diócesis.

El 11 de marzo del año 2001 Su Santidad Juan Pablo II, en el marco incomparable de la Plaza de San Pedro del Vaticano, elevó al honor de los altares a Carmen García Moyon, junto a 19 religiosos Terciarios Capuchinos (amigonianos), 3 Religiosas Terciarias Capuchinas y otros muchos mártires de la zona de Valencia, España. Después de seis años, el 30 de enero de este año 2008, el P. General, Ignacio Calle Ramírez, la proclamó oficialmente Patrona de los Laicos Amigonianos, para ofrecernos el testimonio de su vida, como modelo en nuestro caminar tras de Cristo desde el Carisma Amigoniano.

Carmen García Moyon nace el 13 de septiembre de 1888 en la ciudad francesa de Nantes, hija de padre español y madre francesa. Educada religiosamente, Carmen da muy pronto muestras de sus verdaderos sentimientos cristianos, que posteriormente defiende con todas sus fuerzas. Mujer de temperamento heroico y de una amabilidad sin límites. A principios del siglo XX, la familia García-Moyon vuelve a España, instalándose en la ciudad de Segorbe, Castellón. Seguramente que por el contacto de la joven Carmen con las hijas del Venerable Luis Amigó prende en ella la vocación religiosa. De hecho, el 11 de enero de 1918 ingresa en la congregación de terciarias capuchinas, pero, al concluir sus votos religiosos temporales, no los renueva. En 1926 la encontramos ya en la ciudad de Torrent, Valencia. Enseguida entra en contacto con nuestros frailes del convento de Monte Sión. Con el tiempo, la francesita, así se la nombraba, se emplea para dar catequesis a los niños del convento, repasar las ropas sagradas, limpiar la hermosa Iglesia, y hasta puso un taller de costura en su casa, donde enseñaba a las jóvenes torrentinas el arte de coser, zurcir y bordar ropas. Una verdadera catequista, cooperadora parroquial y trabajadora social.

Sus convicciones religiosas la llevan a sufrir muerte violenta la noche del 30 de enero de 1937, en el Barranc de les Canyes, término municipal de Torrent: La rociaron con gasolina y le prendieron fuego. ¡Viva Cristo Rey! fueron sus últimas palabras. Quienes la conocieron nos dicen que Carmen, humanamente, era muy cariñosa y comprensiva; físicamente, era de pequeña estatura, rellenita, bien parecida, de mirada serena y penetrante; y, moralmente, una persona muy religiosa y sumamente piadosa. Fue una auténtica líder del pensamiento cristiano femenino.


En este ambiente de fiesta, nuestra comunidad del Colegio Mons. J. Tomás Solari, el día 30 de enero celebró la eucaristía presidida por el P. Tomás Barrera. En dicha celebración hicieron su renovación de compromiso los cooperadores amigonianos (foto). Por otro lado, nos consta que similares celebraciones se han realizado en diversas casas de la Congregación. Bendito sea el Señor por este regalo el que queremos compartirlo con todos ustedes.

Fraternalmente

Fr. Ervin Balcázar Cáceres, TC


Parroquia Nuestra Señora de Luján, de Castelar Sur

Pertenecemos a la Parroquia Nuestra Señora de Luján, de Castelar Sur y deseamos contarles lo que fue nuestro caminar junto a Cristo y Maria, durante el 2007 y lo que va de este año.

Junto a los chicos de las capillas San Juan Bautista, Santa Maria de Guadalupe, y Nuestra Señora de Luján confirmados durante el 2007, emprendimos un camino con el lema “Somos La Vida Que Se Asoma” , y así empezamos con el grupo de “Perseverancia”.
Durante el transcurso del año, acompañados por el Padre Ricardo Ayala, comenzamos a preparar un campamento, llenos de dudas y de miedos, pero confiando ciegamente en que no estamos solos, sino que Dios nos lleva de la mano. Con la ayuda de nuestras comunidades, a las cuales agradecemos enormemente su servicio, pudimos realizar este viaje hacia la Lucila Del Mar, a la colonia “Luis Amigó”, durante la semana del 10 al 16 de enero.

Allí, contamos con la ayuda de varias señoras de nuestras comunidades, las cuales se ofrecieron a cocinar durante nuestra estadía.
No fue fácil, el mismo costó mucho esfuerzo y compromiso por parte del padre y los animadores, (Victoria, Laura, Fernando, Gisella, Eliana, Alejandro, Romina, y Diego). Pero gracias a Dios, el campamento no solo logró lo que esperábamos, sino que superó nuestras expectativas. Todos los que fuimos pudimos afianzar nuestra amistad, y sobre todo, pudimos descubrir a Jesús como nuestro amigo. La unidad, el compañerismo, y sobre todas las cosas, la alegría, estuvieron presentes a lo largo de esos días.

La comunidad del lugar, Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, nos recibió con los brazos abiertos, y estuvo muy contenta al ver nuestro espíritu joven. Durante las celebraciones, y acompañados por nuestro alegre coro parroquial, la gente de la comunidad se mostró entusiasmada y agradecida con nosotros.

Los chicos del grupo demostraron tener ganas de seguir “perseverando” , conociendo, y acercándose cada vez más a Jesús y María, así que estamos muy contentos por todo lo logrado.

Grupo de Perseverancia
Parroquia Nuestra Señora de Luján

Enero ~ Febrero de 2008