Pastoral de Monaguillos

“Jesús amigo, los monaguillos estamos contigo”

III Encuentro Diocesano de Monaguillos

Para crecer como amigos de Jesús, los monaguillos y servidores del Altar de las distintas comunidades de la Diócesis, compartieron el servicio, la oración y momentos de recreación, en una jornada que tuvo lugar en el Seminario Diocesano San José, el 14 de octubre.

Es la tercera vez que se realiza este encuentro, que en esta oportunidad contó con la presencia de 120 participantes aproximadamente, y la animación de los títeres Pirincho y Agustina, quienes hicieron reflexionar sobre el significado de ser monaguillo y las actitudes para ser amigo de Jesús.

Durante varios meses, los organizadores se reunieron para desarrollar el Encuentro, acompañados por Mons. Santiago Olivera y el P. Gino, de la Congregación de San Miguel Arcángel, con el objetivo de que los niños y jóvenes que sirven a Jesús, se conozcan, compartan y reciban formación catequística.

No le cerremos la puerta a Jesús, abramos nuestro corazón

Por la tarde, luego de un momento de oración animado por el P. Claudio Figueredo, Mons. Luis Guillermo Eichhorn presidió la Eucaristía en la Capilla del Seminario, en la que invitó a los presentes a descubrir la presencia de Jesús entre ellos, especialmente, cuando celebran la Eucaristía. También, indicó tener muy en cuenta el participar siempre con todo el corazón, cuerpo y alma, conciente y activamente en la Eucaristía, como expresión de amor a Dios.

“Jesús quiere encontrarse con cada uno de nosotros, porque es nuestro amigo. Y lo hará con aquellos que tengan un corazón abierto, que estén atentos a Él.
A Jesús lo llamamos amigo, es un amigo que nos ama. Está pasando entre nosotros y quiere entrar en nuestro corazón. Jesús tiene una Palabra llena de amor y cariño, una Palabra de amigo, para cada uno de nosotros”, expresó el Sr. Obispo, destacando la importancia de la presencia de chicos y chicas junto al altar, celebrando la Eucaristía.

En su recorrido por las Parroquias y Capillas, en muchos lugares, Monseñor se encuentra con monaguillos ayudando en el Altar. Al observarlos, algunos están distraídos, pero otros, con gran piedad atienden su labor, porque saben que Jesús es su amigo, y Él está allí.
“A Jesús no podemos descuidarlo, tenemos que atenderlo, escucharlo, tenemos que pedirle y decirle que lo amamos y queremos seguirlo, porque somos sus amigos, sus discípulos, sus monaguillos”, remarcó, y tras felicitarlos, los animó para que día a día se preparen mejor para la celebración de la Eucaristía. “Cada vez que les toque servir en el Altar, prepárense bien, rezando y recordando que es a Jesús a quien vamos a servir. Él es el centro de toda nuestra vida”.

La importancia de ser agradecidos
El Señor da como regalo la vida, la capacidad de amar, la inteligencia, la fe en Jesús, la vida nueva, la familia grande que es la Iglesia y, además, la herencia del Cielo. “Es importante que llenos de fe, le agradezcamos al Señor. La Eucaristía es una acción de gracias. Le agradecemos al Señor, que lleno de amor y misericordia, entregó a su Hijo para nuestra salvación. Jesús entrega su vida en la cruz, para darnos la vida. Por esto le damos gracias, alabamos y renovamos su sacrificio en la Eucaristía, como sacrificio de acción de gracias al Padre, por todos los beneficios recibidos, por su amor y su gracia”.☺

Si te interesa ser Monaguillo en tu comunidad, podes consultar al P. Gino, llamando al teléfono: 4751-2271

Nuestra Gente

Conociendo a Jesús con
Pirincho y Agustina

Marisa (Agustina), y Beto (Pirincho), desde hace ya seis años, comparten la tarea de llevar a través de los títeres, la Palabra de Dios a los niños.

Fueron introducidos en este maravilloso mundo de los títeres, por el P. Ignacio Jiménez (Nacho), a quien le agradecen profundamente. Sus primeros pasos comenzaron junto a él, en la parroquia Nuestra Señora de los Ángeles, de Hurlingham. Actualmente, continúan trabajando juntos animando la Misa para los niños, en la comunidad parroquial de Virgen de la Esperanza, de Hurlingham. Muy a menudo, son invitados por las Parroquias vecinas.

“Nuestra función dentro de la Misa para los niños, consiste en la explicación del Evangelio de cada domingo. Pirincho y Agustina entablan un diálogo que siempre comienza con alguna vivencia de la vida cotidiana de cualquier niño, ponemos un poco de humor, risas, emoción, a veces pequeños diálogos con el Padre o con los chicos. La respuesta de ellos es maravillosa. Además, el sacerdote con su palabra, su sabiduría, su experiencia y su preparación en el conocimiento de Jesús, nunca deja de "reforzar" lo que cada domingo expresan los títeres. Para nosotros es una experiencia única, que nos ha enriquecido enormemente y nos ha enseñado, ya adultos, a conocer verdaderamente a Jesús”, expresa Marisa.

Una tarea valiosa para la Catequesis

“Nuestra práctica ha sido siempre dentro de la Misa, pero la tarea con los títeres es muy valiosa, didáctica y amena para ponerla en práctica en encuentros de catequesis. Ideal para explicar, por ejemplo, una parábola, o para convivencias con los chicos. Ellos centran con facilidad su atención ante la aparición del títere que les trae un diálogo muy sencillo y con el "condimento" del humor y la emoción, que jamás deja de ser respetuoso.
Nosotros aportamos con Pirincho y Agustina un complemento más, para que los chicos aprendan con nosotros a amar a Jesús”, afirman Marisa y Beto.

En toda esta labor que realizan han puesto los ingredientes esenciales: El amor, el compromiso, la dedicación, el tiempo de preparación, para poder dar siempre lo mejor en cada encuentro con los chicos. “Hemos logrado llegar al corazón de ellos con sencillez, porque Jesús nos ha mostrado el camino y el padre Nacho nos ha impulsado y alentado siempre. Ojalá, muchos se animen a realizar esta preciosa tarea de trabajar con títeres para llevar a Jesús a los niños, comprobarán cuán cierto es todo lo que aquí les contamos, cuánto es lo que se puede transmitir, compartir, simplemente "dar", a través de los títeres”.☺

Quienes deseen animarse, pueden contar con la colaboración de Marisa y Beto en lo que necesiten: Tel: 4662-3974

Noviembre ~ Diciembre de 2007